Consejos útiles

Cómo mejorar nuestra seguridad en vías secundarias

Debido a las particularidades que presentan las vías secundarias es muy importante extremar las precauciones. Si estás o te vas inminentemente de vacaciones y tu ruta pasa por carreteras secundarios, por favor, lee atentamente estos consejos.

1. Conduce cerca del margen derecho, aunque sin pisar la línea que delimita el carril, sobre todo a la hora de circular por una rasante o desnivel. De esta manera, no sólo ofreces una mayor visión a los que circulan detrás sino también a los que lo hacen en sentido contrario.

2. Mantén siempre una correcta distancia de seguridad. Solo así tendrás más espacio para reaccionar ante un imprevisto o un frenazo con el vehículo que te precede. No te olvides de aumentar esta distancia cuando se haga de noche y ante circunstancias meteorológicas adversas.

3. Mucha precaución con los adelantamientos. Esta es una de las maniobras más peligrosas en las carreteras convencionales, puesto que al tener un carril por cada sentido obliga a invadir el contrario. Antes de realizar la misma analiza bien la distancia, la velocidad a la que circulas tú y el resto de vehículos, el tiempo que necesitarás para completar la maniobra y si existen otros obstáculos como cambios de rasante, una curva o que no vengan otros vehículos de frente. Cuando la situación sea segura para efectuar la maniobra, activa el intermitente, no te acerques demasiado al vehículo que va a adelantar y acelera fuerte y con decisión. También es importante mantener una buena distancia de seguridad con el vehículo que te precede para facilitar la maniobra a los vehículos que circulan por detrás.

4. Mirar lejos para anticipar mejor. En carreteras secundarias es primordial que mires a lo lejos para poder anticiparte y reducir la velocidad antes de la llegada de una curva, cambio de rasante, la presencia de peatones o ciclistas – a los que tendrás que sobrepasar dejando una distancia lateral de al menos 1,50 metros –, entre otras circunstancias.

5. Ten cuidado con los animales. En carreteras convencionales es frecuente ver señales que advierten de la presencia de animales, por ello debes conducir despacio y estar atento a las mismas.

6. Utiliza las luces de cruce durante el día. La normativa obliga a circular con luz de cruce en condiciones de visibilidad reducida, de noche o con malas condiciones meteorológicas. Sin embargo, también de día cuando circulas te ayudarán a ver y a ser visto. En este sentido, no te olvides que la menor anchura de la calzada y la presencia de árboles y vegetación en los arcenes conllevan a una menor visibilidad. Revisa siempre que todo el sistema de iluminación del vehículo funciona correctamente.

Categoría Consejos útiles
lo + leído