Noticias Citroën

Citroën C5 2019: se avecinan cambios muy radicales para el modelo francés


La segunda generación del Citroën C5 lleva entre nosotros desde el año 2008. Con una vida comercial que roza la década, es el momento de que Citroën ponga en marcha el proyecto del esperado sucesor del actual buque insignia de la firma francesa, por lo menos en el mercado europeo. Recopilamos algunos datos e informaciones que se conocen sobre el sucesor del C5.

Si bien el Citroën C5 Aircross todavía no ha hecho acto de presencia en el viejo continente, la verdad es que hasta su llegada a nuestro mercado (algo que se producirá el próximo año 2018) el título de «buque insignia» de Citroën sigue siendo propiedad del Citroën C5. Sin embargo, mucho tiempo ha pasado ya desde que la generación actual (la segunda) irrumpiera en los concesionarios.

El tiempo pasa de forma inexorable, y con casi una década de vida comercial, es el momento de un cambio. Mientras que en China el fabricante francés seguirá comercializándolo, además de que por aquellos lares tienen al Citroën C6, en Europa no se puede esperar y debe iniciarse el proyecto de la nueva generación (o más bien sucesor) del modelo comercializado a día de hoy.

La imagen que puedes ver más arriba corresponde a una recreación que nos anticipa el aspecto del Citroën C5 2019. Un modelo cuya puesta de largo tendrá lugar en algún momento de 2018. Pero, ¿qué podemos esperar del sucesor del C5? El cambio más evidente de todos será a nivel estético. Su imagen romperá de manera radical con la línea seguida por el Citroën C5 hasta la fecha.

El diseño estará influenciado en gran medida por el Citroën CXperience Concept. Un interesante ejercicio de diseño que la marca introdujo durante el pasado Salón del Automóvil de París 2016 y con el que nos muestra su visión de futuro con respecto a las berlinas. Vehículos de imagen vanguardista combinada con la tecnología más avanzada e innovadora. Partimos de la base que el buque insignia de Citroën seguirá siendo una berlina.

Recientemente, durante la presentación del Citroën C5 Aircross en el Salón de Shanghái 2017, Linda Jackson, CEO de Citroën, comentó que a pesar de la apuesta de la marca por los SUV y crossovers, el Citroën C5 seguirá siendo la opción disponible en la gama para el comprador más tradicional. El nuevo modelo se sustentará bajo ciertos pilares: eficiencia, mecánicas económicas y confort. Para maximizar la comodidad durante la marcha, estará dotado con la suspensión con amortiguadores progresivos hidráulicos.

Jackson también hizo especial hincapié en la importancia que tendrá el espacio disponible para los ocupantes de las plazas traseras y el nivel de conectividad que ofrecerá el vehículo. Por otra parte, y aunque se había comentado la posibilidad de que Citroën se beneficiase de la tecnología desarrollada por Opel, especialmente en la usada por el nuevo Insignia, parece ser que finalmente el nuevo Citroën C5 será un producto 100% Citroën.

Fuente: motor.es
Categoría Noticias Citroën
lo + leído