Noticias Citroën

50 años del Citroën Dyane, un 2 CV mejorado


Presentado en el Salón de París (1967) con novedades como portón trasero. En España se ensamblaron más de 233.100 unidades del Dyane 6.

Hablar del Citroën 2CV es hablar de uno de los modelos más representativos de la historia del automóvil. Si pregunta al azar a un público ya veterano, no pocos comentarán que aprendieron a conducir a los mandos de este vehículo francés o de sus sucesores, como el Dyane, que celebra en 2017 su 50 aniversario.

Éste surgió para darle un toque más elegante y para mejorar el equipamiento del 2 CV, pero también para ganar competitividad en un mercado donde el Renault 4 había ganado enteros gracias a su quinta puerta. Citroën encargó a Panhard, con la que acabaría fusionándose tres años después, el diseño del Dyane mientras centraba recursos propios en el Proyecto G. Éste culminaría años después en la creación del GS.

Hablar del Citroën 2CV es hablar de uno de los modelos más representativos de la historia del automóvil. Si pregunta al azar a un público ya veterano, no pocos comentarán que aprendieron a conducir a los mandos de este vehículo francés o de sus sucesores, como el Dyane, que celebra en 2017 su 50 aniversario.

Éste surgió para darle un toque más elegante y para mejorar el equipamiento del 2 CV, pero también para ganar competitividad en un mercado donde el Renault 4 había ganado enteros gracias a su quinta puerta. Citroën encargó a Panhard, con la que acabaría fusionándose tres años después, el diseño del Dyane mientras centraba recursos propios en el Proyecto G. Éste culminaría años después en la creación del GS.

Estéticamente -aunque la belleza no era su fuerte- se apostó por un frontal con los faros encastrados en los guardabarros, por un portón trasero y por líneas más angulosas. La prensa de la época criticó que el nuevo modelo sólo dispusiera de dos ventanillas en cada lateral, frente a las tres del 2 CV, con la pérdida de visibilidad que suponía. Citroën cedió ante estas críticas y modificó el diseño en 1969 con la llegada del tercer cristal. En el interior de este automóvil de 3,90 metros podían viajar cuatro personas. La anchura se mantuvo, para poder trasladar las soluciones técnicas del modelo anterior.

Los que más kilómetros acumulan a bordo del 2 CV y derivados alaban su capacidad de afrontar caminos bacheados, gracias a una suspensión mecánica blanda que le aportaba estabilidad. Con este vehículo, según sus creadores, un campesino debería poder atravesar un campo sembrado con una cesta de huevos sin que ninguno se rompiera: "El paraguas rodante", era el lema que se le adjuntaba.

El Dyane, que fue presentado en sociedad en el Salón de París de 1967, usó para su producción las líneas de montaje del 2 CV, y retomaba su mecánica de motor bicilíndrico de 425 centímetros cúbicos, transmisión delantera y caja manual de cuatro marchas. También sufrió modificaciones con el paso del tiempo. Así fue como se llegó al Dyane 4, con un motor con 10 centímetros cúbicos extra. En todos los casos, opciones muy eficientes, que vieron en la Crisis del Petróleo de 1973 una gran oportunidad.

Ya en 1968 nació el Dyane 6, con 602 centímetros cúbicos, modelo fabricando en España, concretamente en el centro que PSA tiene en Vigo. Del Dyane 6 se fabricaron más de 233.100 unidades en nuestro país. Citroën jugó otras bazas como la personalización, con diversos colores que rejuvenecieron la imagen de un utilitario tildado de tosco. Con la furgoneta Dyane 400 se llegó a un público que buscaba una furgoneta ligera para su trabajo. En 1983 este modelo cesó su producción con más de 1.444.000 Burra, Cirilia o Cabra, apodos que recibió a lo largo de su historia, algunos de los cuales todavía circulan por las carreteras españolas.

Fuente: El Mundo
Categoría Noticias Citroën
lo + leído